Feeds:
Entradas
Comentarios

Mi propósito vivir hoy

Hoy, sin distinción de año, olvidando el ayer, despreocupandome por el mañana, mi único propósito es pensar, amar, escribir, vivir, sentir, trabajar y una vez más aspirar a la felicidad, sí, esa que muchos llaman pasajera, instantánea, momentánea, fugaz, como menospreciando el valor de los momentos, ¿o qué la vida no es otra cosa que esos flashazos que nos llenan de alegría?, que aparecen en la mente como fotografías y que a veces nos hacen reír en silencio. Para mí no importa que la felicidad dure un suspiro si ese suspiro lo causan mis letras, mi familia o la simplicidad de la vida. Algo ha sucedido que hemos olvidado que lo extraordinario está en los detalles, en lo armoniosamente diferente, en la sensibilidad de un suspiro, en los pequeños esfuerzos, ya sea de la vida o de las acciones que emprendemos. Aquello que llamamos simple, básico, es donde radica la magia, en todo aquello que si persiste lo consigue, solo obedeciendo a la inteligencia divina. Realmente difícil es aspirar a lo extraordinario atropeyando los detalles que ofrece lo ordinario. Pocas cosas superan lo que dice la mirada de un hijo compartiendo sus sueños, una sonrisa discreta, una charla de las que no terminan, un paseo junto a los tuyos, un abrazo en año nuevo, un suspiro tras la lectura y darte cuenta que acompañado despiertas… Sí, hoy, no mañana, mi único propósito es vivir día a día, mirando al frente, inspirando con letras y agradeciendo los días que han caído.
Deseo para ti, esos momentos que muchos desprecian y yo llamo felicidad.

Que el año 2017 sea el mejor para ti.

En la mirada del escritor

Escritor

En la mirada de quien escribe no existe lo intrascendente, existe un todo, existe la belleza de quien ama, la sensibilidad de quien siente, la conexión de quien no se ha encontrado, el aroma que nadie ha percibido, el detalle que nadie ha notado y por supuesto las palabras que aún nadie ha escrito.

En la mirada del escritor está el deletreo de la existencia, imagina momentos, construye ideales, dibuja lugares, inventa charlas, percibe climas, acurruca el silencio, ríe mientras nada pasa. En cada historia de quien escribe, enamora personas que no se conocen, las hace tomarse de las manos acariciando sus mejillas. Sí, en lo que mira el escritor hay belleza, hay sonrisas discretas, hay momentos pueriles, hay recuerdos añejos, hay ternura, sí mucha ternura. Cuando el escritor escribe es inevitable respirar profundo, recibir la bocanada de inspiración y vestir las historias con sus mejores palabras. En cada letra el escritor detalla la sonrisa, la seriedad, la felicidad, los nervios, la tristeza, los sueños y en todo momento aparece la belleza, la dulzura, la intriga, la elegancia, aunque por encima de todas las cosas aparece la inspiración.

En la mirada de quien escribe existen detalles conformando un todo, desde un color, un espacio, una textura, el correr del viento, lo tenue de la noche naciente, la vida de una tarde soleada, la caída lenta de la lluvia mientras los cristales lloran, la sobremesa de una linda charla, la tristeza de quien no recuerda un abrazo, el abandono de quien no es visitado a diario, el dolor de una madre, el lamento de un profesional por no conseguir su sueño, la salida del sol, la serenidad de la noche, la tranquilidad del mar y lo oscuro del silencio. Es la mirada de quien escribe la que se encarga del arte, de los pensamientos tranquilos, de las ideas que construyen y de igual manera de las que destruyen, lo tenue de un amanecer, lo dulce de un atardecer, el vaivén del amor, la profundidad de la noche, la belleza del silencio y la majestuosidad de su existencia, sí, ¡de su existencia! En la mirada de quien escribe siempre se manifiestan las posibilidades de un quizás, de un tal vez, de un puede ser o de un nunca será. Es la mirada del escritor quien puede percibir la belleza que nadie comprende, la sonrisa que después de vidas te enamora y la sensibilidad de una presencia que con el tiempo añoras. Sí, es mi mirada la que hoy se encarga describir cada detalle, de comprobar la sutileza de la existencia, la simpleza de una sonrisa, de la belleza que todos portan. Ahora que las palabras surcan el cielo para construir anhelos, sigo comprobando que ninguna historia se ha escrito por casualidad, todo se ha escrito por que ya existía en algún lugar del universo, no sé si en el corazón de quien inspira o quizás en cada sonrisa guardada, en cada latido eclipsado o en cada suspiro prohibido, o tal vez, estaba ya escrita en mi sangre, en mi pasión por las letras, en mi deseo de ayudar o en mi deseo de inspirar.

Así es la mirada del escritor.

Gilberto Rosas Nieto

Regístrate a mi blog y recibe las actualizaciones en tu correo electrónico.

Gilberto Rosas Nieto

Gilberto Rosas Nieto

Si supieras al lugar que te puede llevar una decisión, serías más cuidadoso al tomar cada una de ellas.

La vida se manifiesta como un abanico y lo que ante ti se presenta, es el simple resultado de tus decisiones. En todo momento hay señales que indican el posible lugar al que te puede llevar una decisión. Muchos se preguntan en qué momento decidieron estar donde están, y cuando hacen el recuento, se percatan que una decisión por muy insignificante que esta sea, mal tomada y combinada con el tiempo termina por destrozar tus sueños.

Cualquier relación fracasada tuvo en sí misma, una serie de avisos que indicaban perfectamente a donde se dirigía y cada “decisión tomada” en su nivel de consciencia lo sabía. Hoy es el momento de estar consciente del lugar que deseas ocupar mañana. En cada instante está escrita la posibilidad de sentirte enamorado, de poner en marcha tus sueños, de ser feliz, de apreciar a alguien, de sentirte apreciado o de practicar lo que amas. Cada instante es el resultado de una marejada de coincidencias que representan posibilidades. Las posibilidades están hechas de la suma de los pequeños detalles, ya sea la mirada de una mujer, el silencio de la noche, la sonrisa de un niño o el abrazo de un amigo. ¡Donde sea hay posibilidades!

Cuando no valoramos el poder de una decisión, tomamos el papel de víctimas y sentimos que la vida suena a castigo; sin embargo, en esta vida no hay más castigo que la indecisión, que la indiferencia y que la falta de pasión. Cuando en tu vida la pasión se ausenta, el conformismo pasa lista.

Si deseas que las posibilidades se manifiesten, toma la decisión correcta y déjate de resistir. Hoy ha llegado el tiempo de tomar aquel libro al que siempre te has negado, hoy es tiempo de esa charla que has evitado, es tiempo de llamar a ese amigo que has olvidado, es tiempo de tomar el trabajo que no has aceptado, o quizás es el momento de amar a esa persona a la que no te has entregado.

En el lugar donde te encuentras hay un infinito mundo de posibilidades para ti.

  • Sólo deja que la ilusión de una vida mejor te despierte.
  • Elabora un plan y luego…
  • … Deja que el plan maestro de las posibilidades haga brecha y encuentre su camino.

Sólo así mientras caminas irás descubriendo la razón de tu existir y con el silencio diario de quien se ama, al fin podrás dejar que el infinito mundo de posibilidades se manifieste ante ti.

 

Gilberto Rosas Nieto

Suscríbete para recibir las actualizaciones de este blog.

Libros: Gilberto Rosas Nieto

Empoderamiento de la mujer

Empoderar a  la mujer es jalar el hilo conductor hacia los brazos de Dios, es destacar sus virtudes, tal como lo hace su brillo cuando toca nuestra vida. Empoderar a la mujer no es llenarla de valor y después dejar vaciar su autoestima, empoderarla es dejar que lo más sutil de su ser, toque lo más profundo de cualquier ser humano. Cuando se empodera a la mujer, se le reconocen sus virtudes y se le acompaña en el camino del dolor que a veces significa el pasado.

La mujer tiene sueños propios, vida propia, anhelos propios y cuando se encuentra empoderada comprueba que el origen de su sonrisa es su pasión.

La mujer debería emplear sus recuerdos para saberse empoderada, ya que históricamente ha logrado que las cosas sucedan, ya sea con el silencio de su mirada, con lo más dulce de su sonrisa, con lo más fresco de su aroma, o por el maravilloso milagro de dar vida.

Sólo la mujer es capaz de convertir a un hombre en poeta, a un niño en un hombre de bien y a una familia en posibilidad de vida; sin embargo, cuando se trata de vivir en primera persona, es cuando empiezan las complicaciones. La mujer debe romper sus esquemas. La historia se ha tejido de tal manera que ha servido de preparación y las ubica en el justo tiempo para establecer el bienestar como estilo de vida.

Mujeres, es justo que ocupen el lugar de su preferencia para admirar esta película llamada vida. Han luchado por la igualdad, cuando es justo entender que hombres y mujeres no somos iguales, somos virtuosamente diferentes, con esencias complementarias más no dependientes unos de otros. Es tiempo que la mujer entienda la felicidad en primera persona y que la humanidad entera entendamos que cuando hablamos de empoderar a la mujer, hablamos de equidad en la mujer, de potencializar su sutileza, de enaltecer su belleza interior, de ser causa de su sonrisa, de ser un constructor de sus sueños, de amar la virtuosidad de crear vida, de esculpir la feminidad hasta dotarla de arte, de que sea un aroma de mujer lo que nos robe un suspiro, que sea un pensamiento lo que dicte la siguiente obra de un escritor, que sean sus palabras las que definan la doctrina de una familia, que sean acciones frágiles pero seguras las que le den sentido a la humanidad; sin embargo, hoy deben ser ustedes las que tomen el protagonismo de su vida, las que escriban lo que les inspire, esculpan el futuro que deseen, recorran la transformación de musa inspiradora a alfarera de su vida, sólo así comprenderán ambos aspectos de la construcción de la vida y con ella eliminaran la dependencia de la aprobación de su belleza, inteligencia y sonrisa para emprender lo que ya espera por ustedes.

Sólo ustedes podrán romper el arquetipo de la belleza, entrenándose para aceptar, que cuando la belleza exterior no es el resultado de la paz interior, de la actitud y la voluntad dirigida a la felicidad propia, entonces sólo es una máscara.

Cuando la mujer de la actualidad viva empoderada, empezaremos como humanidad a entender las señales y los destinos trazados como porvenir; mientras tanto mujer, es justo el tiempo de levantar la mirada y observar lo que el horizonte te plantea como destino, de armar tu maleta de viaje y prepararte para lo que esta por llegar,  sólo antes deja fuera de tu maleta aquello que haz cargado por generaciones y tanto daño te ha hecho, saca la culpa, nunca ha sido tuya y la defiendes como si la hubieras hecho a mano, así como sepulta el temor, ya basta de saber, pensar y creer que nada de lo que intentes en primera persona resultará. Construye caminos, evade los atajos que eternamente han sido las trampas en las que te has visto sorprendida y muchas veces sobajada. Mujer, basta de sentirte víctima de todo y causal de nada. Este es el tiempo correcto para construir tu futuro hoy.

Sigo pensando que empoderar a la mujer, es la forma más sutil de vivir una vida en armonía.

Dios las bendiga.

Gilberto Rosas Nieto

Para recibir las actualizaciones automáticas del blog suscríbete

Navidad claro que todos podemos12 propósitos que transformarán tu vida.

1. Cree en algo superior.

Creemos que la naturaleza entera está bajo reglas universales, y pensamos que nosotros no estamos regidas por ellas -absurdo-. Mientras no aceptemos que alguien supremo coordina todos los acontecimientos, perderemos la sensibilidad que da reconocer a Dios en cualquiera de sus manifestaciones.

2. Labra tu mente y llénala de posibilidades.

Haz que cada día se conviertan en la posibilidad de ser mejor, invierte tu tiempo en todo aquello que pueda hacer crecer tu acervo cultural, que haga que tu mente sea una gran inversión y que cuando menos lo esperes, esto se te retribuya.

3. Respeta tu cuerpo.

Mientras no logremos la trascendencia humana, el cuerpo será el recipiente para el alma, para los sueños y los anhelos. Cuídalo, cada día crecen las razones para respetarlo más.

4. Establece metas alcanzables.

Proponer metas alcanzables por muy pequeñas que se planteen estas, nos llevarán a un puerto distinto al que nos encontramos y eso siempre será renovador y se convertirá en un impulso para lograr más. Eso si, no importa que tan pequeña sea la meta, hay que ir tras ella si dudar y que la decisión para alcanzarla sea implacable.

5. Emprende, tu trabajo no es eterno.

No importa en que situación te encuentres, esta va a cambiar. Si estás en un trabajo estable, ¡felicidades!, aunque recuerda que nada en la vida es eterno, ahora que si estás en un empleo de esos que sobran y que consideras un infierno, ya que tan pronto encuentres otra cosa lo abandonarás, con mayor razón ¡emprende!, busca alianzas con alguien y ofrécete una segunda alternativa de trabajo, en la que puedas generar ingresos adicionales que siempre serán un respaldo y una gran fortaleza para resistir las condiciones de las empresas tiranas.

6. Recupera a tus amistades.

A veces se nos va la vida pensando que no necesitamos de nadie, hasta que las lecciones de esta no se hacen esperar. La verdadera riqueza de alguien se vislumbra en las personas que la rodean. Como seres humanos con uso de raciocinio, nos damos a la tarea de emplear esta cualidad de manera inapropiada, ya que nos hace emitir juicios que en muchos casos son incorrectos y nos hace perder amistades que realmente le dan un realce a nuestra vida.

7. Relaciónate positivamente.

No todas las personas son tan malas como queremos calificarlas, hay que darles una oportunidad y si no son lo que tu deseas para tu vida, es correcto que abandones ese círculo, pero no que rompas los lazos, ya que en algún momento necesitarás esta relación.

8. Invierte tiempo con tu familia.

No hay mejor lugar que cerca de la familia. Lo cotidiano, la exigencia de los nuevos trabajos, las tendencias en la manera en la que nos relacionamos, hace que el valor de la familia se vaya perdiendo y que cada vez menos tiempo cedamos a la convivencia y al intercambio de momentos. Detallar a la familia , es recuperar lo más valioso de tu vida.

9. Enamórate.

Hacer que tu corazón lata fuertemente con sentido, es lo que puede hacer de este próximo año esté lleno de colores, de alegría y al fin una huella positiva marques en tu ser. Enamorarse una vez más podría ser el mejor regalo que te podrías dar, amar tres veces es lo ideal, amate, ama a la vida y descubre ese ser especial a quien vale la pena amar.

10. Viaja, Descubre el mapa de tu vida.

Si quieres ver crecer tus posibilidades, conoce las posibilidades de alguien más. Aprópiate de la carretera, descubre los lugares que rodean tu localidad, a veces los escenarios más maravillosos están cerca de tu hogar, conócelos, déjate atrapar por su misticismo, captura los momentos y compártelos.

11. Haz las paces con tu pasado.

A veces es necesario hacer ese viaje al lugar donde aprendimos a amar, para comprender por que ahora somos tan incapaces para hacerlo. Estoy seguro que todo presente tiene una razón y esa razón está en su pasado. Ve y haz las paces con él, y descubre el mundo de oportunidades que vendrán para ti.

12. Valora las coincidencias.

Déjate llevar por el mágico mundo de las coincidencias y descubre que cada acontecimiento es el resultado de un milagro casi imposible de suceder. Abraza cada hecho de tu vida, agradécelo y sonríe cada que la mariposa de la coincidencia te visite.

Dios los bendiga.

Ayer me atreví

Cartas de DanielAún con tu recuerdo en mi, ayer me atreví a vivir en retrospectiva.

Ayer me adentré en los silencios de tu voz, caminé en tu pasado y sonreí al comprobar lo que te hace feliz, entristecí por lo que te hace llorar, y me volví a enamorar al comprobar lo que un corazón es capaz de entregar.

Ayer me atreví a romper con la distancia hasta intimidar tu cercanía, me atreví a acicalar tu cabello, acariciar tu mejilla, me atreví a ponerte nerviosa, me atreví a encontrar el momento, ese que convierte la noche en magia y que con sólo miradas la gente puede acariciarse sin tocarse y besarse sin rozarse.

Ayer me atreví a imaginarte jugando entre caricias y detalles inconclusos, me atreví a pensarte caminando entre trayectos comunes pintándolos y dejando marcas rezagadas en el tiempo.

Ayer me atreví a recorrer lugares inusuales, a viajar como compañeros del tiempo observando como el lienzo del horizonte se va convirtiendo de tarde en noche y de noche en oscuridad para dos, esa oscuridad que por instantes da la valentía a la cobardía, esa oscuridad que hace que la vida y el lugar en donde estés se convierta en el lugar correcto, la temperatura correcta y el aire suficiente para aún respirar después del tan deseado beso.

Ayer me atreví a caminar junto a ti y sin dejar que las palabras se acabaran nos perdimos sin importar el lugar destino, entre silencios nos decíamos tantas cosas que por instantes no hacían falta más que miradas.

Ayer me atreví a robar tu presencia, a llevarte a donde nadie más que nosotros se interpusiera de lo que tu mirada observara.

Ayer me atreví a descifrar el misterio que guardan tus brazos justo después del abrazo que nadie quiere abandonar.

Ayer me atreví a detallar tu presencia, hice una pausa en tus labios, me deleité de ellos, pude sentir su frescura, pude sentir lo que sería un suspiro justo después de ese instante de hablar con ellos. El silencio entre nosotros nos obligo a saber más de ambos, las miradas penetraron y recorrieron los rincones más prohibidos para la consciencia, sólo permitidos para la inconciencia, fue entonces que en esa habitación de lo no permitido permanecimos, sin importar más nada que la estadía, el cruce de nuestras miradas el y roce de nuestra piel.

 

Gilberto Rosas Nieto

Libro: Cartas de Daniel

Para recibir las actualizaciones automáticas, suscríbete al blog.

 

 

Ahora lo entiendo Papá…

no es que no tuvieras sueños, sólo que los tenías en silencio y los hacías realidad a tu manera.

Ahora lo entiendo Papá…

no es que huyeras de la realidad, sólo buscabas ese espacio incomprendido por los demás, sólo comprendido por ti.

Ahora lo entiendo Papá..

no es que llegarás enojado, llegabas cansado sacando fuerzas para jugar conmigo.

Ahora lo entiendo Papá…

no me dabas de comer en la boca para hacerme un inútil, sino para darme la dosis de Amor diaria.

Ahora lo entiendo Papá…

sé que mientras recorrías los pasillos de los juguetes, de reojo veías los tuyos y que tú al igual que ahora yo, deseaste en mas de una ocasión, ver un juguete debajo del árbol para ti.

Ahora lo entiendo Papá…

sé que tras el deportista mas exitoso, está el sueño de quien desde pequeño deseo ser un superhéroe y que ese sueño se hizo realidad hasta que aparecieron las personitas que te llamamos Papá.

Ahora lo entiendo Papá…

tus sueños personales sólo fueron aplazados y guardados en el ático que se abre con la edad otoñal.

¡Ahora quiero que lo entiendas Papá…!

… Toda la vida no alcanzará para demostrarte que tus ilusiones han sido mi traje de éxito.

Mientas, me preparo para cuando llegue el tiempo, en que te tenga que dar de comer en la boca, y ¡quiero que entiendas Papá!, que cuando así suceda, no es porque seas un inútil, será porque te estaré dando esa dosis de Amor que durante toda una vida me inyectaste.

Feliz día del Padre.

Gilberto Rosas Neto.

 Suscríbete para obtener las actualizaciones automáticas.